martes, 1 de noviembre de 2016

Walhalla en Albanime 4Players

Con mas de una semana de retraso, aquí tenéis la crónica de la partida que hice en Albanime 4Players. La partida tuvo lugar el sábado por la tarde, y prácticamente fue la única partida de rol de papel y lápiz que hubo en el salón, la organización estaba muy contenta de poder contar con partidas y publicitaron bastante las partidas que tenia que hacer en los dos días, por desgracia, aunque había mucho interés en la partida del domingo el juego no era muy popular y no se acabo apuntando nadie. Por fortuna el sábado había gente mas interesada en la partida de walhalla y se pudo hacer una partida bastante curiosa.

Para esta ocasión queria repetir el ultimo escenario para ver como transcurría esta vez, pero le añadí un poco mas de trasfondo, no vario mucho el resultado. Los jugadores no conocían mucho los juegos de rol de mesa, aunque si que habían jugado a rol en vivo. La introducción fue muy sencilla pero al encontrarme con una elección de personajes tan curiosa decidí introducir un pequeño extra, como entre los personajes había una seidkona decidí que esta les leyera el destino a la tripulación del barco, tras lo cual podían cambiar de embarcación, aunque el resultado seria el mismo.  Como disponía de unas preciosas runas grabadas en piedras le mande repartirlas al personaje que llevaba a la seidkona con el aviso de que así sellaría el destino del grupo. Por desgracia se me olvido el libro de las runas así que decidí utilizarlas como un punto del norte algo especial, pues usando la runa podían tener éxito automático en una tirada que considerasen importante.

Tras la pequeña intro y la descripción del naufragio, en el que nuestra querida skjaldmaer perdió su espada por mantenerse con la espada desenvainada durante la tormenta, todos despertaron en la playa mas o menos intactos, incluso alguno consiguió salvar algo de equipo.

Al poco de despertar se dieron cuenta de que también habían cadáveres de otros compañeros menos afortunados, la mayoría del grupo queria enterrarlos, pero de repente uno sugirió utilizarlos como provisiones. Entre todo el lío que se genero con los cadáveres a ninguno se les ocurrió coger su equipo y rearmar a la skjaldmaer, la cual iba con un triste cuchillo.

Estando bajo una lluvia incesante no tardaron en decidir inspeccionar los alrededores, como había pasado con los cadáveres, nuestra yfirsetukona Geirhild (que le habían asignado la misión de proteger a Bera, la seidkona) decidió separarse del grupo y conseguir algunas raíces para comer y avanzar poco a poco.

El grupo se fue alejando de la playa poco a poco y separándose cada vez mas, hasta que consiguieron vislumbrar el linde de un bosque y lo que parecía un camino. Geirhild decidió unirse al grupo, pero luego no se puso de acuerdo con el resto sobre si ir por el camino o por el bosque. Esto dio lugar a una situación bastante curiosa, el grupo que se interno en el bosque lo tuvo bastante difícil para encontrar refugio, pero un critico les proporciono algo de comida y un lugar medianamente seco para que tres personas muy juntas pudiesen mantenerse secas durante la noche. Por su lado Geirhild había conseguido acercarse a un pueblo y gracias a la lluvia paso desapercibida para los habitantes del pueblo, lo cual le permitió meterse dentro de la iglesia y secar un poco su ropa, también encontró comida en los gallineros y se las apaño para que los aldeanos no la descubriesen.

Al amanecer todos se llevaron una grata sorpresa, por fin amainaba la lluvia incesante de los últimos días, cosa que Geirhild aprovecho para robar mas comida y descansar cerca del pueblo. Por otro lado Bera, Hadd e Ingunn decidieron subir una colina para poder reconocer el terreno, cosa que les permitió ver el pueblo cercano y las granjas que lo rodeaban. La gran vista de Hadd les permitió ver donde estaba descansando Geirhild y decidieron reunirse con ella. Bera, temiendo que volviesen a discutir decidió lanzar un hechizo sobre Geirhild para que confiase mas en el grupo, lo cual causo el efecto esperado.

Una vez que todos estaban reunidos, secos y alimentados, empezaron a planificar para aprovisionarse y continuar camino. Mientras que parte del grupo fue a robar a los gallineros los dos guerreros se infiltraron en una de las casas, pero un golpe de mala suerte quiso que los ocupantes estuviesen en pleno acto y se dieran cuenta de los ruidos. La escena fue algo bastante cómica, un pobre campesino desnudo vio como una mujer con un hacha se abalanzaba sobre el para hacerle un pequeño rasguño, seguido de un golpe salvaje que casi lo parte en dos, agradecido por seguir con vida vio como un fiero guerrero salia de detrás de la mujer para darle un hachazo que acabo con su vida. Tras deshacerse del campesino no dudaron en dar cuenta de su esposa y saquear la casa para aprovisionarse.

Llegados a este punto decidimos parar la partida, ya llevábamos mas de 3 horas. Salvando las locuras de los jugadores (mas bien gracias a ellas) todos nos lo pasamos bien y no faltaron risas.

Por desgracia la pantalla no llego a tiempo y no pude estrenarla, pero para la siguiente si que espero poder disfrutar de la pantalla y hacer las partidas que vienen en skjaldborg y jakobsland.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada