domingo, 9 de octubre de 2016

Partida: "Un destino incierto", El salon del Jarl en las Comar-Con

Hace unas semanas se celebraron las Comar-Con en Torrevieja y como es habitual fui con Natsukaido a promocionar juegos de mesa y de paso algún juego de rol nacional. En esta ocasión me pidieron Walhalla y ,por increíble que parezca, Faith. Estas jornadas cada año van a mas, y la presencia del rol (con respecto al año anterior) es la que mas a aumentado, se jugaban 6 partidas simultaneas de rol de mesa y una de rol en vivo, aunque dos de las partidas tenían solo 2 horas para llevarse a cabo. En total, fueron unas 24 partidas en los dos días que dura el evento, 26 si sumamos las de rol en vivo. Estos números están muy bien, teniendo en cuenta que es un evento que por ahora llama solo a gente de la provincia, espero que el año que viene aumente el numero de partidas y de jugadores.

 En una de las salas de horario reducido me asignaron la primera partida del sábado y la ultima del domingo. Esta vez si que tuve un serio problema de tiempo, solo 2 horas para explicar un juego y hacer una partida, lo mínimo que he usado han sido 3 horas, debido a esto me vi obligado a usar unas pequeñas plantillas de eventos y hacer una partida de pura improvisación, cosa que rara vez me ha dado buenos resultados, pero en tan poco tiempo no podía crear una trama que se resolviese lo suficientemente rápido. 

Para esta partida solo tuve 2 jugadores, que alguna experiencia habían tenido con el rol, pudieron elegir entre un buen numero de pjs y acabaron eligiendo a un noble y a un explorador, tras una breve explicación del sistema procedimos a empezar la partida.

Año 838, los pjs se encuentran a bordo de uno de los barcos que son sorprendidos por una tormenta que provoca el naufragio de la mayoría de la flota, por suerte para los pjs ellos consiguen despertar en una playa que no conocen. Tras un pequeño reconocimiento de la situación descubren que no son los únicos supervivientes, en total han conseguido salvarse un reducido grupo de 7 tripulantes ademas de ellos.  El primer problema al que se enfrentan es quien tomara las decisiones para sacar al grupo de costas hostiles y llevarlos de vuelta a Dinamarca, por suerte uno de los pjs se las apaño para proclamarse como lider.

El grupo se ve obligado a avanzar en tierra desconocida bajo una tormenta que no les deja descansar. No tardaron mas de una jornada en encontrarse con una aldea pequeña, de no mas de 12 casas, con una pequeña iglesia a la entrada del pueblo. Tras plantearse muchas opciones, entre ellas asaltar el pueblo, decidieron probar suerte con la generosidad de los cristianos, asi que se dirigieron a la iglesia a pedir refugio. Una buena racha de tiradas y argumentos convincentes les dio una buena oportunidad con el cura, el cual les deja refugiarse de la incesante lluvia y les proporciona algo de comida a nuestro famélico grupo. Una vez que empiezan a olvidarse del aguacero que esta cayendo y siente su estomago lleno, vuelven a plantearse el futuro inmediato, y vuelve a salir el tema de saquear el pueblo, pero una vez mas deciden mantener un perfil bajo y salir del pueblo sin llamar la atención.

Al amanecer, después de haber dormido calientes, nuestro pequeño grupo abandona pacíficamente el pueblo. La gente del pueblo se lleva un gran susto al ver al grupo de bárbaros, pero para sorpresa de ellos se alejan del pueblo sin causar problemas. Durante la noche la lluvia incesante se ha convertido en una pequeña llovizna, así que buscan refugio en el bosque, el cual también les proporciona algo de comida, pero cuando deciden buscar algo de caza se encuentran con una sorpresa. Al seguir el falso rastro de un ciervo son sorprendidos por un oso, el cual les pone en un pequeño aprieto. La pelea no fue muy letal, salvo para el oso, pero si que dejo claro que un paso en falso puede salir muy caro. 

Con algo de comida para unos días y un buen animo, llegan a otro poblado que hacia un par de años había sido asaltado por alguno de sus compatriotas. Aprovechando algunas de las edificaciones que se mantienen en pie deciden asentarse temporalmente en las ruinas, y hasta aquí es todo lo que pudimos jugar.

Realmente dos horas no dan para mucho, pero este tipo de partidas tan improvisadas y sin guión pueden dar buen resultado, los jugadores se lo pasaron bien y preguntaron que pasaría después, pues esa pregunta solo se puede responder jugando, ya que son las decisiones de los jugadores las que van modificando los acontecimientos, si bien es cierto que hay una tabla de eventos, estos están condicionados a las decisiones de los jugadores.

Dentro de poco sera el Albanime 4 players, donde Walhalla volverá a tener una mesa, pero en contrapartida el salón del manga de Murcia no contara con partidas por parte mía, aunque me gustaría hacer alguna, a nuestra asociación no nos conceden mesas en la zona de rol y el año pasado fue bastante estresante hacer una partida al lado de la cafetería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada